domingo, 31 de marzo de 2013

U.S.A. 1992: Grand Canyon of the Colorado N. P. (2)


Desde Holbrook hacia el Norte la carretera atravesaba dos grandes reservas indias: la de los Navajo y la de los Hopi. Esta última, mucho más pequeña, ocupaba un territorio en el centro de la primera.

Los antíguos pueblos Hopi, con viviendas de piedra y barro comunicadas entre sí por escaleras de troncos, se encontraban en lo alto de tres mesas de piedra. Estas mesetas eran más bajas y accesibles de lo que habíamos imaginado; de los pueblos no parecía quedar mucho en pie. En el Centro Cultural había un pequeño museo, cerrado en aquel momento; y algunas tiendas de artesanía con joyería, bonita y cara, a la venta. Las viviendas parecían algo más prósperas que las de los Navajo, aunque el terreno era igualmente árido y desértico.

Pasado Cameron, la carretera bordeaba el Cañón del Pequeño Colorado. Sus paredes, muy altas y verticales, estaban formadas por roca estratificada de un único color pardo claro. Paramos un par de veces para acercarnos a los miradores y tomar algunas fotos; también compramos algunas piezas de joyería artesanal en los puestos indios allí montados.




Y por fin entramos de nuevo en el P. N. del Gran Cañón del Colorado, esta vez en su orilla Sur. Cantidad de visitantes, y los campings llenos. Empleamos la tarde en recorrer la carretera escénica con parada en los diferentes miradores.

* En este enlace puedes ver plano esquemático de la orilla Sur del Parque. Y con este otro acceder directamente a su página del USA National Park Service, con información completa y actualizada, mapas, fotos, etc.




Desert View nos recibía con una estupenda panorámica sobre aquel laberinto geológico. También allí se alzaba una curiosa torre-mirador de estilo indio, levantada por la compañía del Ferrocarril de Santa Fe alrededor de 1930: una particular construcción cilíndrica de tres pisos, cuyas paredes interiores estaban decoradas con pinturas de gran fuerza gráfica, representando dioses y espíritus del universo religioso de los Hopi. En el centro del piso un altar hueco de madera encerraba bajo el cristal diversos objetos ceremoniales. Se podía subir a los pisos superiores de la torre, para echar un vistazo al magnífico entorno a través de sus ventanales acristalados.




La ruta de los miradores continuaba con paradas en Lipan Pt. y Moran Pt. Este último debe su nombre al pintor americano Thomas Moran (1837 - 1926), que dejó plasmados en magníficas acuarelas los impresionantes paisajes del Oeste que entonces visitábamos. Precisamente sus pinturas ilustraban el libro que habíamos comprado, acerca de la exploración del Cañón del Colorado por J. W. Powell.




Alcanzamos Grandview Pt. cuando ya se había puesto el sol, y decidimos dejar para el día siguiente la continuación de nuestra visita. En Tusayan, una especie de pequeño pueblo de servicios ya fuera de los límites del Parque, encontramos un lugar donde plantar la tienda. Solamente más tarde nos percatamos del cartel que adornaba la valla del recinto cercano: "Warning. Strong winds. Helicopters moving" (Advertencia. Vientos fuertes. Helicópteros en movimiento). No habría ni treinta metros entre aquel lugar y nuestra tienda...